CONSEJOS FORMATIVOS
Humedades en casa: evitar, prevenir y tratar

Humedades en casa: evitar, prevenir y tratar

     Según Colegio de Administradores de Fincas de Madrid las humedades en nuestra casa puede ser no solo un problema de salubridad, sino que provocarán que el precio de nuestra vivienda se reduzca considerablemente. Pero no se trata de una cuestión a tratar unicamente cuando pensamos vender un piso. No tratar las humedades a tiempo puede suponer un problema grave con el paso del tiempo.

 

     En lo relativo a lo daños materiales, las humedades provocan deterioro de la pintura y de los elementos de madera o aquellos en contacto con las humedades (cortinas, mobiliario, armarios, camas…). Desde el punto de vista de la salubridad son el origen de muchas enfermedades respiratorias, como las alergias, asma, sinusitis, etc. Son más susceptibles los niños, las mujeres embarazadas y los ancianos, por tener menos defensas en su sistema inmunológico.

 

 

     Humedades por capilaridad: se dan por contacto directo con el terreno, por lo que son habituales en casas y viviendas unifamiliares. Se dan en las plantas bajas y suelen desde la zona baja hasta llegar al metro.

 

 

 

 

     Humedades por condensación: aparecen en las superficies de la vivienda que tienen una temperatura inferior al punto de rocío. Habitualmente son zonas mal aisladas o con un exceso de humedad. Suelen darse en estancias donde hay vapor de agua, como es la cocina o el baño, por lo que es recomendable usar siempre a campana estractora de la cocina y un sistema de ventilación en el baño. Una secadora puede generar el tipo de clima adecuado para este tipo de humedades.

 

 

 

 

     Humedades por filtración: pueden aparecer en casi cualquier superficie de la vivienda, aunque son muy habituales en techos, debido a un deterioro de la cubierta o terraza, y en ventanas.

 

 

 

 

     ¿Cómo evitar las humedades?

 

     Las mejores herramientas con las que contamos son los materiales de construcción. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que cuanto mejor esté preparada nuestra casa para combatir la humedad, menos problemas de este tipo tendremos. ¿Qué tipo de soluciones son recomendables?

 

          - Ventanas con doble acristalamiento y rotura del puente térmico

 

          - Aislante térmico y acústico para las paredes

 

          - Pintura anticondensación

 

 

     Los hábitos diarios también nos ayudarán a prevenir esto. Algunas sencillas acciones pueden evitar en gran medida las humedades:

 

          -Ventila la casa 10 minutos al día

 

          -Utiliza siempre la campana estractora y los sistemas de ventilación. Especialmente en estancias como la cocina y los baños.

 

 

     Una vez las humedades han aparecido debemos actuar de la siguiente forma:

 

          -Limpiar las manchas de hongos con un trapo húmedo con lejía, para evitar la formación de más hongos.

 

          -Llamar a nuestro reparador de confianza para determinar el motivo y mejorar el aislamiento de la vivienda.

Saber más >