aceptar

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Para más información pulse aquí

¿Quieres una rehabilitación sostenible? Estas son las preguntas que debes hacerte

Cuando hacemos una reforma en nuestra vivienda, nos planteamos sin duda cambios estéticos y de mejora de las instalaciones, pero en esta ecuación tenemos cada vez más en cuenta un factor que gana puntos: la sostenibilidad.

Es decir, queremos mejorar nuestra calidad de vida en casa pero sin dejar de lado la optimización y la tendencia a sacar partido de los recursos naturales, de forma que nuestro impacto sobre el medio ambiente se minimice.

Queremos ayudarte a que tu reforma cumpla con estos criterios y por eso, a la hora de hacer el proyecto de reforma, habrá ciertas preguntas que debemos hacernos y responder si queremos que nuestra rehabilitación responda a criterios sostenibles; y no solo el resultado final, sino que podemos cuidar el medio ambiente en todas las fases del proceso.

¿Va a tener nuestra vivienda un uso intensivo?

El proyecto de reforma y las soluciones que se apliquen variarán mucho dependiendo del uso que vayamos a hacer de los espacios: no es lo mismo una reforma en una segunda residencia, que solo usaremos unas pocas semanas o meses al año, que para nuestra vivienda habitual.

Sobre todo en este último caso, las soluciones de energía renovable resultarán rentables a largo plazo, aunque la inversión inicial sea más elevada.

¿Qué sistemas de energía y agua son adecuados?

Una vez que hemos respondido a la pregunta anterior, éste será el siguiente paso: invertir en sistemas pasivos y tecnología renovable tendrá más sentido si el proyecto de reforma está pensado para nuestra vivienda habitual, en la que nos interesa que el ahorro energético y económico sea palpable y a largo plazo nos compense la inversión.

¿Cuáles son los materiales y métodos de construcción más sostenibles?

Para que la rehabilitación de una vivienda sea sostenible, es muy aconsejable la elección de materiales que no dañen el medio ambiente (o lo hagan lo menos posible), fijándonos en una serie de criterios: qué porcentaje de contenido reciclado tienen, si contiene COV’s y, por tanto, perjudican la calidad del aire de nuestras casas… también es importante tener en cuenta que tenga un fácil mantenimiento, así como su rendimiento técnico.

Además, para ser sostenibles debemos elegir materiales que faciliten el aislamiento térmico (poca transmitancia), y que sean duraderos y resistentes en el tiempo.

¿Cuáles son tus necesidades?

Es importante conocer desde un principio cómo se utilizará el espacio, teniendo en cuenta las costumbres y prioridades de todas las personas que vayan a vivir en la vivienda reformada: ello nos permitirá aplicar las soluciones sostenibles más adecuadas para el funcionamiento de los espacios.

Por ejemplo, si te preocupa el consumo de agua, se debe plantear desde el principio instalar tecnología para cuidar este aspecto (como sanitarios que reutilizan el agua, o aireadores en los grifos). O si sabes que nunca llegas de trabajar antes de las 20h, instala temporizadores que permitan controlar la temperatura de tu casa de forma automática y encender la climatización solo cuando es necesario.

Recuerda plantearte estas preguntas básicas antes de abordar tu proyecto de rehabilitación y resolverás gran parte de las principales cuestiones que condicionarán y definirán tu futuro espacio sostenible. Aunque pueda parecer que no merece la pena invertir en una segunda residencia o un piso de alquiler, recuerda que hacerlo añadirá valor al inmueble y amortizará la inversión, bajando los consumos y facilitando el mantenimiento del mismo.

Por Cuida tu Casa|7 julio 2021