Consejos para ahorrar energía en casa

Desde hace unos meses, el precio de la luz está disparado, pulverizando cada pocos días sus máximos históricos. Especialmente si tu contrato de luz se encuentra dentro del mercado regulado, seguro que estás notando estas subidas en tu factura.

A esto se suma que el pasado 1 de junio de 2021 cambiaron los peajes de acceso en las tarifas de la luz, y tras la recurrente broma de poner la lavadora de madrugada, este cambio se está notando en unas facturas más elevadas y mayor gasto energético.

¿Quieres ahorrar energía y reducir tus facturas de electricidad? Para reducir el consumo energético hay que cambiar algunos hábitos que, sin duda, ayudarán a reducir nuestras facturas:

1. Modificar la potencia eléctrica

La potencia eléctrica hace referencia al término fijo de nuestras facturas de electricidad. Es bastante habitual que tengamos contratada más potencia de la que realmente necesita nuestro domicilio, pero la buena noticia es que para modificar la potencia eléctrica solo tienes que contactar con tu compañía y realizar dicha modificación. Para conocer qué potencia eléctrica necesita tu vivienda, son los electricistas quienes podrán indicar que necesitará tu vivienda.

2. Modifica la tarifa contratada

El precio de la luz ha aumentado considerablemente en estos últimos tiempos, por lo que realizar una comparativa entre las compañías de luz que operan en tu zona y escoger la que mejor se adapte a tus necesidades con los precios más competitivos reducirá tus gastos a final de mes.

3. Aprovecha la luz solar

Una  forma sencilla de ahorrar energía es aprovechando la luz natural: en las horas de más sol, deja las persianas completamente levantadas, las habitaciones conservarán el calor durante más tiempo y necesitarás menos aporte de energía extra.

4. Desconecta aparatos electrónicos

Desconectar los aparatos electrónicos que no se están utilizando reducirá el consumo eléctrico. Para facilitar esta acción, el uso de regletas con botón de encendido y apagado hará que puedas desconectar varios aparatos a la vez.

5. Regula la temperatura de tu vivienda

Usa un termostato para regular la temperatura de la vivienda. Lo recomendado, ahora que llega el invierno, es que la vivienda se encuentre entre 20 y 21 grados durante el dia, y a unos 17º durante la noche.

6. Uso de gas natural para la vivienda

El precio del gas natural es inferior al precio de la electricidad. La instalación de gas natural en una vivienda puede reducir considerablemente los gastos a final de mes, sobre todo ahora con la llegada del frío.

7. Ventanas eficientes

Sustituir las ventanas de tu domicilio es el resultado de un menor consumo energético. Las ventanas consiguen que la temperatura de tu vivienda sea más agradable sin necesidad de utilizar el aire acondicionado y calefacción a temperaturas más elevadas. Aunque el cambio de ventanas suponga una inversión inicial, a la larga merece la pena ya que se ahorra energía.

8. Usa energías renovables

Con la instalación de energías renovables en tu domicilio reducirás las facturas de electricidad considerablemente. Además, las energías renovables se obtienen de la naturaleza por lo que no emiten gases de efecto invernadero.

9. Usa la lavadora una vez a la semana

Selecciona un día a la semana para lavar la ropa y siempre con el tambor lleno. Organizar las lavadoras de la semana permitirá ahorrar energía.

10. Apuesta por electrodomésticos eficientes

Elegir electrodomésticos con buena calificación energética (teniendo en cuenta los cambios en las etiquetas energéticas que entraron en vigor el pasado mes de marzo) y realizar el mantenimiento oportuno a cada uno de ellos reduce considerablemente el consumo de energía. Para seleccionar el electrodoméstico eficiente hay que tener en cuenta la etiqueta de eficiencia energética de éstos con calificación A.

Si realizas estos pequeños cambios, tanto el consumo como los gastos a final de mes se reducirán considerablemente.

Por Cuida tu Casa|22 septiembre 2021