aceptar

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Para más información pulse aquí

¿Desperfectos en los recubrimientos de tu terraza o balcón? Así puedes evitarlos

Generalmente las terrazas están expuestas a la intemperie y sufren, por lo tanto, altas agresiones por la presencia de agua, cambios drásticos de temperatura y presencia de heladas. Estos factores pueden provocar muchas patologías en los recubrimientos cerámicos, que no se evitan con impermeabilizaciones convencionales.

En primer lugar, veamos, ¿cuáles son las causas de deterioro y las patologías o desperfectos que pueden provocar?

  • Una de las más habituales, posibles filtraciones de agua a través de las juntas del recubrimiento se quedan estancadas encima de la capa de impermeabilización, mojando la capa de compresión de mortero de cemento. Esta humedad puede provocar daños en los recubrimientos cerámicos en el caso de heladas y en forma de eflorescencias de carbonato de calcio y silicatos.
  • Además, en muchas ocasiones las impermeabilizaciones tradicionales se deterioran con el paso de tiempo y facilitan el paso del agua al soporte de hormigón, lo que provoca una bajada de la alcalinidad del hormigón. Por debajo de un valor pH de 9,5 se inicia un proceso de corrosión de las armaduras, lo que provoca el aumento de su volumen y en consecuencia el desprendimiento de partes del hormigón, así como una pérdida progresiva de su resistencia en general.
  • Por último, cambios bruscos de temperatura provocan dilataciones distintas entre los soportes y los recubrimientos. En España, donde los cambios de temperatura son habituales, p. ej., durante días calorosos de verano con tormentas espontáneas por la tarde o los cambios de hielo-deshielo en zonas montañosas, estos movimientos son la causa para desprendimientos o fisuras en los recubrimientos cerámicos en exteriores.

Para evitar todos estos problemas, un sistema eficaz debe mantener secos a los soportes y absorber las diferentes tensiones entre el recubrimiento y el soporte mediante una desolidarización. Además, un buen sistema debe ser capaz de cubrir posibles fisuras en el soporte y evitar, así, que éstas se transmitan al acabado cerámico.

Según señalan desde Schlüter-Systems, la solución a este problema pasaría por un sistema que ofrezca  impermeabilización y desolidarización en uno.

Habitualmente, el componente principal de estos sistemas son láminas de polietileno con dibujo de cola de milano, que llevan incorporadas en su reverso un geotextil, que facilita la colocación de las láminas al soporte mediante adhesivos cementosos convencionales.

Es fundamental, en el uso de este tipo de productos, contar con todos los componentes de un sistema completo, que además aseguran la estanqueidad de las uniones entre láminas, así como de las juntas perimetrales y de entrega. Una vez impermeabilizada toda la superficie se colocan las baldosas cerámicas directamente sobre las láminas con adhesivos cementosos.

De esta manera se consigue con un solo sistema tanto la impermeabilización, como la desolidarización de la cerámica de soportes con movimientos o soportes críticos en general.

Una ventaja añadida de este tipo de sistemas es su reducido grosor de solo 3 mm, que es ideal para la rehabilitación de terrazas y azoteas sin necesidad de arrancar las baldosas antiguas. Además, los sistemas representan un ahorro significativo de tiempo, ya que se puede realizar la impermeabilización y la colocación de baldosas cerámicas en un solo proceso de trabajo.

¿El paso del tiempo o las filtraciones de agua han provocado desperfectos en los recubrimientos de tu terraza, haciéndola menos segura? Recuerda que en tu tienda de materiales de construcción más cercana te darán más información sobre este sistema para mantener tu terraza o balcón en las mejores condiciones.

Por Cuida tu Casa|12 mayo 2021|