aceptar

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Para más información pulse aquí

Nuevas etiquetas energéticas a partir de marzo

Nuevas etiquetas energéticas a partir de marzo: todo lo que debes saber

Desde 1994, las etiquetas energéticas presentes en nuestros electrodomésticos  han servido para entender el gasto de energía de los productos y ayudar así a que nuestros hogares sean más eficientes.

Sin embargo, la Comisión Europea aprobó en 2019 unos cambios en estas etiquetas que entran en vigor de manera definitiva desde el próximo 1 de marzo.

¿El motivo de estos cambios? Uno de ellos es que con el paso de los años y la mejora de los dispositivos, hoy en día era difícil encontrar un producto con mala puntuación. En la nueva etiqueta se han redefinido los límites de consumo para poder entrar dentro de una clase energética; así, en el momento del lanzamiento, no habrá ningún aparato encuadrado en clase A (la más eficiente), para dejar libre ese espacio de mejora.

¿Cómo cambia el etiquetado energético?

LAS CATEGORIAS

El principal cambio de las nuevas etiquetas está en la categorías. Los colores (del rojo al verde se mantienen), pero las clases + actuales (A+++, A++ o A+) desaparecen y serán reemplazadas por una escala de consumo de energía de la A a la G.

Los productos marcados con la letra ‘G’ serán los menos eficientes, mientras que los productos con la letra ‘A’ serán los mejores energéticamente. 

Con el nuevo sistema se reestructurarán las puntuaciones y podremos encontrar un aparato que actualmente está catalogado como A+++, pasar a la categoría ‘C’.

Esto no significa que haya empeorado, sino que, como hemos comentado, en principio no habrá ningún producto catalogado como A para dejar ese margen para la mejora en los próximos años:  hasta que el 30% de los productos del mercado comunitario no obtengan la máxima clasificación, por el momento vacía, los baremos no se revisarán.

LOS PICTOGRAMAS

Las nuevas etiquetas han variado ligeramente su diseño para incorporar información extra, que serán neutras linguísticamente. Es decir: se utilizarán solo símbolos, para que sean iguales y entendibles por todos los países.

CÓDIGO QR

Las nuevas etiquetas incluirán en la esquina superior derecha un código QR donde los usuarios podrán acceder a información más detallada a través de la base de datos europea de productos para el etiquetado energético (EPREL).

Desde noviembre del año pasado, los fabricantes empezaron a incluir las nuevas etiquetas en sus productos pero todavía no tenían la obligación de mostrarlas al público. Será a partir del 1 de marzo de 2021, cuando los lavavajillas, lavadoras, frigoríficos y dispositivos con pantallas electrónicas deberán mostrar el etiquetado en las tiendas.

Será en septiembre de 2021 cuando se empiecen a usar las nuevas etiquetas para las fuentes de luz, y ya en 2023 la nueva etiqueta energética estará disponible para secadoras, campanas, hornos, aspiradores, etc.

Por último, debes saber que las nuevas etiquetas de los electrodomésticos incorporan la misma nomenclatura que ya se usaba en la certificación energética de los edificios. Así, un piso de 90 metros cuadrados con calificación energética “G” registra un ahorro de energía hasta cinco veces más que otro con calificación ‘B’. El total -traducido en el ahorro económico- ascendería a 1.296€/año.

Por Cuida tu Casa|23 febrero 2021|Sin categoría|