aceptar

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. Para más información pulse aquí

TELETRABAJO Y LUZ NATURAL. ¿CÓMO POTENCIARLA?

Malas noticias: a nuestras casas les falta luz… pero se puede solucionar

Es paradójico que en España, uno de los países europeos con más horas de sol al año, la luz natural (o falta de ella) sea un problema en nuestras casas… pero así es, según revela un estudio llevado a cabo por Velux.

En general, el nivel de iluminación recomendable para realizar la mayoría de las tareas domésticas en las que no se requiera de precisión visual es de 300 lux. Pues bien, este estudio revela que la mayoría de las habitaciones de las viviendas de nuestro país presentan un nivel inferior a esos 300 lux durante todo el día.

El informe analiza en especial un punto que ha cobrado especial importancia este año, ¿estamos preparados para el teletrabajo? Al menos en lo que a iluminación se refiere, no parece que aprobemos tampoco en este punto.

Así, al analizar la cantidad de luz natural que reciben las mesas de trabajo, predomina el rango de iluminación inferior a 300 lux, insuficiente para realizar tareas propias de oficina.

Según la arquitecta Paula M. Esquivias, una de las autoras del estudio, “esto puede ser porque o bien donde tengamos la mesa no se recibe luz suficiente o bien nos llega demasiada luz y necesitamos bajar las persianas para estar cómodos, dejándolas cerradas el resto del día sin controlar si se pueden volver a subir, afectando negativamente al rendimiento laboral”.

¿Cómo podemos mejorar nuestro rincón de teletrabajo?

  • Si es posible, coloca tu escritorio cerca de una ventana, así aprovecharás al máximo la luz natural y el aire fresco, y podrás descansar la vista mirando al exterior.
  • Instala sistemas domóticos, que abran o cierren de forma proactiva las persianas, cortinas y demás accesorios conforme a las condiciones interiores y exteriores, facilitando el confort visual y el bienestar en todo momento.

Falta luz natural también en el resto de la casa

Pero aparte de los espacios de teletrabajo, el documento desgrana, una a una, las condiciones de las diferentes estancias de la vivienda, revelando que la cocina es una de las partes de la vivienda que carece de un buen nivel de iluminación natural para desarrollar las tareas cotidianas. Así, pese a que las actividades que se desempeñan en esta parte de la vivienda requieren de 500 lux, el nivel de iluminación que presenta es inferior a 300 lux, necesitando, por tanto, de iluminación artificial en todo momento.

Una situación similar sucede con el baño, ya que una amplia cantidad de estas estancias no cuenta con ninguna ventana, requiriendo siempre de luz artificial.

En la otra parte, los dormitorios y los baños que sí tienen ventanas garantizan los niveles adecuados de luz natural para ejecutar adecuadamente las actividades que se llevan a cabo en su interior, aunque es cierto que a partir del mediodía tienen demasiada luz para todo lo relacionado con un adecuado descanso: si queremos dormir la siesta, tendremos que bajar las persianas.

Por Cuida tu Casa|3 febrero 2021