Mejorar tu vivienda: sostenibilidad, accesibilidad y salud

¿Alguna vez te has preguntado si tu casa es segurasostenible y, sobre todo, si te ayuda a ahorrar

 Todos sabemos que el ahorro de energía es un factor muy importante, no solo a nivel personal, sino también a nivel global como toma de consciencia con el medio ambiente. Pero, cada vez, son más las causas que influyen directamente en la contaminación medioambiental y en el mal uso de las energías y debemos ser conscientes que, muchas veces, estas causas comienzan en nuestro hogar. Por eso, es necesario empezar a plantearnos si el espacio en el que vivimos es realmente un sitio respetuoso con el planeta y, también, si nos hace vivir de forma saludable.

Hoy, en Cuida Tu Casa, te invitamos a que descubras los 8 factores que te ayudarán a determinar si tu vivienda ayuda a respetar el planeta y, sobre todo, si te permite disfrutar del día a día consiguiendo un confort óptimo.

1.CONFORT LUMÍNICO

El confort lumínico es cada vez más importante en los hogares ya que de él depende la buena visibilidad que podamos llegar a tener para realizar las actividades diarias de una forma fácil y confortable. Por eso, es muy interesante determinar los puntos en los que ubicamos las luces que nos ayudan a realizar nuestra rutina. En este caso, para conseguir un confort lumínico correcto, es ideal valorar el tipo de luz que mejor se adecua a nuestro hogar y ver los puntos concretos en los que hay que realizar una instalación. De lo contrario, una mala ubicación o iluminación puede conducirnos a dolores de cabeza, fatiga e incomodidad visual, entre otros. Por tanto, si en casa detectamos alguno de estos síntomas visuales o hay demasiado contraste en los espacios, puede que sea el momento de replantearnos la ubicación de la iluminación para comenzar a disfrutar de un confort lumínico total.

2.BIENESTAR Y SALUD

Conseguir una calidad del aire apropiada en el interior del hogar es otro de los factores que nos ayudan a sentirnos mejor en nuestra vivienda. Por este motivo, es necesario que ventilemos con asiduidad nuestra casa para renovar el aire del interior de la misma. Para ello, proponemos una tipología de ventilación que nos puede ayudar a mejorar el bienestar y la salud en un abrir y cerrar de ojos: la ventilación cruzada. Este tipo de ventilación es la más sencilla, económica y sostenible con el medio ambiente ya que consiste en abrir ligeramente dos ventanas/puertas opuestas durante un periodo corto de tiempo, unos 5 minutos aproximadamente,  y dejar que el aire pase de un espacio al otro. De este modo, conseguiremos renovar el aire con una energía renovable totalmente gratuitael viento

3.CONFORT TÉRMICO

El confort térmico es otro de los puntos a tener en cuenta si queremos mejorar nuestra vivienda y gastar menos. El confort térmico es la sensación de estar a gusto en casa independientemente de si hace frío o calor. Por eso, debemos revisar que si a pesar de tener calefacción o aire acondicionado en casa seguimos notando que el confort térmico no es el que esperamos, es interesante echarle un vistazo a las ventanas y puertas para detectar posibles puntos de fuga. De este modo, conseguiremos que el aislamiento en nuestra vivienda sea 100% completo y la sensación de confort térmico sea plena. Además, el gasto de energía disminuirá y nuestro bolsillo lo agradecerá a largo plazo.

4.ACCESIBILIDAD/SEGURIDAD

La accesibilidad y seguridad en el hogar son dos factores relevantes que permiten que todos los habitantes de la vivienda puedan disfrutar plenamente de todos los espacios de la misma. En este caso, es recomendable revisar las estancias de la vivienda y ver si todos los elementos que conviven en el espacio nos permiten movernos con facilidad o llegar a todos los puntos sin peligro. Si una vez realizada la comprobación vemos que hay puntos de difícil alcance para algunos miembros de la familia u obstáculos como cables o muebles que nos impiden movernos con facilidad, será necesario reubicar el mobiliario o, incluso, replantearse llevar a cabo unas pequeñas reformas para que todos puedan disfrutar de una estancia agradable.

5.DISEÑO DE ESPACIOS

Este punto está estrechamente conectado con la accesibilidad, ya que hace referencia al uso del espacio dependiendo de las necesidades de cada uno. Saber sacarle el máximo partido y aprovechar cada rincón nos puede ayudar a sentirnos mejor y disfrutar de una vida más plena. Así que puedes hacer un recorrido por la vivienda y ver si todos los espacios están con el mobiliario adecuado, si la distribución es la mejor o si, incluso, hay que deshacerse de algún mueble que ya no tiene cabida en nuestro hogar. Todo ello, ayudará a conocer mejor cada rinconcito de la casa y, también, a saber si el diseño que tenemos actualmente es el idóneo para nuestras necesidades.

6.COMODIDAD/ERGONOMÍA

La funcionalidad de los espacios es también de los factores más importantes en nuestra vivienda ya que si el interior de nuestra casa no nos permite realizar las rutinas diarias con facilidad, puede que sea el momento de ver qué está fallando. Por eso, si después de hacer un análisis de cada una de las partes del hogar (griferías, sanitarios, dormitorios, electrodomésticos…) vemos que hay objetos que no son funcionales, quizás es el momento de replantearse un cambio. En este punto, también entra el factor de la accesibilidad y diseño de espacios que habíamos comentado anteriormente, ya que lo ideal es que todo el mobiliario esté adaptado a los integrantes de la casa para que todos puedan disfrutar de un confort pleno. 

7.CONFORT ACÚSTICO

La tranquilidad en casa es otro de los factores a tener en cuenta ya que, si el sonido no está bien regulado, puede causar molestias importantes en la concentración o producir estrés, entre otros.  El confort acústico sin duda nos ayuda a tener una vida más placentera y tranquila, porque reduce las tensiones y también mejora el sueño. Por eso, es importante revisar las ventanas y el sonido envolvente de los espacios de la vivienda. 

8.AHORRO ENERGÉTICO 

Como hemos comentado antes, aislar bien nuestra vivienda nos permitirá tener un mayor confort y ahorrar a nivel económico. Pero, aunque el aislamiento es uno de los factores que más influyen en el consumo energético, hay que tener en cuenta también otros muchos aspectos que inciden directamente en este gasto extra. Por ejemplo, ¿alguna vez te has preguntado la energía que consumen los electrodomésticos del hogar o cuál es la potencia eléctrica que tienes contratada? Si no lo has hecho, es recomendable empezar a hacerlo y fijarse si los aparatos son de categoría A+, A++ o A+++, recuerda que estos son los que más ahorro energético van a dar. También, en el caso de la potencia contratada, es interesante conocer el momento del día en el que podemos hacer un uso mayor de nuestros electrodomésticos, eso nos ayudará a realizar las mismas tareas pero con un gasto menor. Actualmente, ya se están dando pasos tecnológicos que están ayudando a que nuestros hogares sean cada vez más sostenibles e inteligentes.  Así que ya no hay excusas, ¡ahorrar es posible!

Por Arantxa Ripollés Mateu|14 noviembre 2019|AccesibilidadAhorro energéticoConfort acústicoConfort lumínicoConfort térmicoDesignErgonomíaSalud